fbpx

A diario recibo en mi correo y en mi blog mensajes donde me preguntan ¿qué debo hacer para trabajar como asistente virtual?.

La respuesta puede ser simple y convertirse en una nueva pregunta para ti ¿qué deberías hacer para trabajar como enfermera?, estoy segura que la respuesta que me darías es: “estudiar enfermería”.

Así que ya tienes la respuesta a la pregunta ¿qué debo hacer para trabajar como asistente virtual?: “formarte como asistente virtual”.

Quiero ser asistente virtual ¡YA!

Constantemente repito a mis seguidores y alumnos, que ser asistente virtual no es levantarse un día pensando “quiero ser asistente virtual”, crearte un perfil en alguna red social, comenzar a ofrecer tus servicios y como por arte de magia tener una decena de clientes tocando a tu puerta para trabajar contigo.

Como todas las profesiones, y la de asistencia virtual no es la excepción, se requiere pasar por un proceso de formación (estudiar), practicar y adquirir experiencia y esto, no es algo que se da de la noche a la mañana.

Aunque la asistencia virtual es un trabajo que puedes desarrollar desde casa, no es el típico trabajo de rellenar encuestas y ganar centavos de dólar por cada una de ellas o compartir enlaces spam en blogs para ganar clics y con ello, más centavos de dólar.

La asistencia virtual es una profesión, que aunque no está del todo reconocida como tal en el mundo hispanoparlante, cada día gana más terreno, es así como más personas quieren trabajar en ello o buscan contratar un asistente virtual para que les ayude con las tareas de su negocio.

Son muchos los mitos que existen en torno a la asistencia virtual, en este artículo trataré de desvelarte algunos de ellos basándome en mi experiencia de más de 10 años como asistente virtual y un poco más de 4 como formadora de asistentes virtuales.

trabajar como asistente virtual
Imagen de kaboompics en Pixabay

He trabajado durante muchos años como secretaria o administrativa, ¡estoy preparada para ser AV!.

Este es uno de los mitos más arraigados que encontramos. No todas las personas que han trabajado durante muchos años como secretarias o en áreas administrativas están preparadas para ser asistentes virtuales.

El motivo es muy simple, al trabajar en una empresa o para alguien más, todas las actividades que realizas son delegadas y supervisadas por tu superior, además, no todas las actividades que realizas como AV son las mismas que realizas como administrativa.

Normalmente si tienes algún problema, acudes a un compañero de trabajo para que te eche una mano o pides a tu jefe que te explique cuantas veces creas necesario, qué es lo que tienes que hacer y cómo lo tienes que hacer.

Esto hace que muchas veces, un trabajo que podrías realizar en un par de horas, te tome un par de días. Pero no te preocupes, igual vas a recibir tu salario a fin de mes.

El asistente virtual, por lo general, recibe las instrucciones sobre las actividades que debe realizar a través del correo electrónico o una reunión online y depende de sí mismo para llevar a cabo estas tareas.

Es posible que encuentres un cliente comprensivo (por poco tiempo) y que tenga tiempo de sobra para explicarte una y otra vez qué tienes que hacer y cómo lo tienes que hacer, sin embargo, el tiempo que estás utilizando para tratar de comprender la tarea que debes realizar es dinero que estás dejando de percibir. Recuerda que cobramos por horas o proyectos.

Por lo tanto, si una tarea que debería llevarte 1 hora te toma 1 semana, estás dejando de trabajar para otros clientes y lógicamente cobrar.

trabajar como asistente virtual
Imagen de free-photos en Pixabay

Sé cómo trabajar desde casa sin supervisión, puedo ser asistente virtual.

Trabajar desde casa se ha convertido en el sueño de casi el 50% de la población, pero no es tan sencillo como lo pintan.

Si eres mamá o papá y tienes niños pequeños, debes conciliar tu tiempo de trabajo con los ruidos, los gritos, las interrupciones, las tareas del hogar (que se triplican cuando trabajas desde casa).

Si no tienes niños pequeños, es posible que tengas que lidiar con tus familiares, su falta de comprensión y sus interrupciones constantes, las visitas imprevistas, las llamas telefónicas eternas, el que te pidan favores todos los días porque, al fin, estás todo el día en casa.

¿Y qué hay con el manejo de la economía?

Cuando trabajas como AV tienes clientes y normalmente no recibes un salario mensual, ni te preocupas por el pago de aportes fiscales como cuando trabajas por cuenta ajena, algunos meses recibes más, algunos meses menos y en la mayoría de los casos eres responsable de cargas fiscales (impuestos, cuotas de autónomo,etcétera).

Si no llevas un orden en tus ingresos y tus gastos, tendrás serios problemas cada que se acerquen las fechas de declaraciones fiscales, que pueden ser bimestrales, trimestrales, semestrales y/o anuales.

La mayoría de las personas que comienzan trabajando desde casa convierten todos los ingresos que perciben en “dinero de bolsillo” y van gastando conforme van recibiendo. Pero, cuando eres autónomo o trabajador independiente, debes tomar una responsabilidad que antes le correspondía a tus empleadores y es la de pagar impuestos, aportes y cargas fiscales.

hucha-ahorro-finanzas
Imagen de luxstorm en Pixabay

Pongamos un ejemplo

Estás actualmente desempleado/a desde hace un par de meses, oíste hablar de la asistencia virtual, leíste algunos artículos en Internet y te diste cuenta que, con lo que sabes, puedes trabajar desde casa.

Empezaste a promocionarte en Facebook como asistente virtual y algún amigo que ha oído hablar de la asistencia virtual, te da la oportunidad de realizar algunas tareas para él y te contrata por unas cuantas horas a la semana.

La primera pregunta es: ¿cuánto le voy a cobrar? Y allí entra tu cerebro dándote la solución perfecta: ¿Qué tan amigo es?, ¿Cuándo debes pagar la renta?, ¿Cuánto necesitas para cubrir tus necesidades? = Tu valor hora (X Euros).

Hemos llegado a un acuerdo y debemos facturar ¡humm! Debes darte de alta como autónomo o independiente y… debes pagar aportes, impuestos, IVA… El valor hora debería haber sido XX Euros.

Al fin ha llegado el momento de recibir el dinero ¡uff!, dependiendo del país en el que te encuentres, tu cliente te hará retención o deberás pagar un porcentaje, al intermediario del pago (PayPal, Payoneer…) por recibir tu dinero. Pagas las pocas cuentas que puedes y quedas con una deuda con el estado por impuestos, aportes, etcétera.

¿Intimidante verdad?, es la realidad del trabajo como asistente virtual.

Otros elementos que debes tener en cuenta para trabajar como asistente virtual

trabajar como asistente virtual
Imagen de snapwiresnaps en Pixabay

¿Qué servicios ofrezco?

Esta es la pregunta más recurrente de todas las personas que quieren convertirse en AV y mi respuesta siempre es la misma ¿qué es lo que haces muy bien y en poco tiempo y que pueda ayudar a un emprendedor o negocio?.

Recalco mucho en lo que haces bien y en poco tiempo, porque como veíamos al principio del artículo, en asistencia virtual cobramos por horas o por proyectos, normalmente no tenemos un salario fijo mensual, por lo tanto nuestro tiempo es oro y cada minuto vale.

Se hacer muchas cosas

Si sabes hacer muchas cosas ¡enhorabuena!, pero estoy segura que no todas las haces excelente y en poco tiempo, así que debes enfocarte en ofrecer aquellas actividades en las que eres el mejor y que te llevan muy poco tiempo realizarlas con excelencia.

Siempre recomiendo enfocarse en máximo 3 actividades que cumplan con las condiciones que te acabo de mencionar, eso si, analiza que aportarán esas actividades a tus posibles cliente antes de lanzarte a ofrecerlas.

¿Dónde encuentro clientes o quién me contrate?

Lo primero que debes tener claro es que cuando eres asistente virtual eres freelancer, esto quiere decir, que trabajas por tu cuenta (y riesgo) para otras personas (o empresas) por lo tanto, muy pocas veces encontrarás un trabajo con un salario fijo mensual.

Existen muchas páginas donde puedes ofrecer tus servicios como asistente virtual, de ellas te hablo en mi post Dónde encontrar trabajo como asistente virtual, sin embargo, personalmente recomiendo a mis alumnos no hacer mucho uso de estas páginas, lo mejor es definir tu portafolio de servicios, tu cliente ideal, investigar qué redes sociales o lugares en la web frecuenta y crearte un perfil allí, ofrecer directamente tus servicios y hacer mucho networking.

¿Cuánto puedo cobrar como asistente virtual?

Esta es una pregunta un poco difícil de responder pues, el valor que cobres por tus servicios de asistencia virtual depende de muchos factores, entre ellos: la formación, la experiencia, la especialidad de los servicios que ofrezcas, el nicho de mercado al que te dirijas.

Lo que si te voy a recomendar, es analices muy bien el mercado de asistentes virtuales y trates de estar dentro de los rangos de precios.

En resumen ¿qué necesito para trabajar como asistente virtual?

Ser asistente virtual no es algo que puedes hacer de la noche a la mañana, necesitas formarte, practicar, adquirir experiencia, darte a conocer y todo ello significa tiempo y esfuerzo.

Esta profesión no es un salvavidas que de un día para otro te va a ayudar a pagar tus cuentas a fin de mes, ni vas a encontrar clientes por el mero hecho de auto proclamarte como asistente virtual, necesitas pensar en muchas otras cosas que hacen parte del día a día de nuestra labor.

Así que lo primero que debes hacer para convertirte en asistente virtual es hacer un curso de asistencia virtual.

Si ya tienes unos conocimientos previos, solo necesitarás reforzar la parte de emprendimiento y gestión del trabajo desde casa, pero si no conoces nada de esta profesión y quieres saber un poco más, puedes comenzar con un curso corto.

Espero haber podido dar un poco más de luz sobre nuestra profesión y que ahora tu mismo/a puedas responder a la pregunta ¿qué debo hacer para trabajar como asistente virtual?, si te decides a dar el paso sabes que cuentas con mi apoyo y experiencia para que te conviertas en un excelente profesional de la asistencia virtual.

Cuéntame en los comentarios qué te ha parecido este artículo, me encantará leerte y conocer tu opinión.

Share This