Academia de Formación en Asistencia Virtual

Estoy feliz de tenerte aquí, quiero invitarte a dar un recorrido por nuestra academia y a conocer un poco más de cerca a quién está detrás de este proyecto.

Estudia online y a tu ritmo

Todos los cursos y programas de formación están disponibles para que los desarrolles a tu ritmo.

Nuestra Academia está abierta las 24 horas del día, 7 días a la semana, los 365 días del año, para que puedas aprender a tu ritmo y sin problemas de ubicación geográfica, solo necesitas un ordenador y conexión a internet para comenzar tu formación.

Lecciones en diferentes formatos

Queiero hacerlo fácil para ti, por eso te ofrezco diferentes formatos.

Todos aprendemos de diferentes maneras o no podemos dedicar el mismo número de horas para capacitarnos.

Por eso, la mayoría de los cursos están desarrollados en diferentes formatos para que puedas completar tus clases aún mientras vas de camino a casa o esperas a tus peques en el entrenamiento.

Siéntete apoyada todo el tiempo

Los contenidos son importantes pero el acompañamiento lo es mucho más.

Uno de los aspectos diferenciadores de mi Academia, es el acompañamiento que te ofrezco durante todo el proceso de formación.

No solo recibes mi apoyo a través de asesorías personalizadas y mastermind, sino que cuentas con el consejo de asistentes virtuales que estuvieron en el mismo punto en que te encuentras ahora.

La educación corre por mis venas

Desde que tengo uso de razón me han gustado las pizarras, las tizas y transmitir mis conocimientos.

Cuando era pequeña, sentaba a todas mis muñecas frente a mi y les enseñaba lo que había aprendido en el cole durante la mañana.

Cuando estaba finalizando el cole y estaba eligiendo la carrera que estudiaría en la universidad la familia de mi padre y las amigas de mi madre me abrieron un abanico de opciones.

Sin embargo mi decisión estaba tomada desde hacía muchos años atrás, no había nada que pensar ¡sería educadora!

Y así lo hice, compré el formulario de inscripción a la Universidad de Antioquia, la universidad pública de mi ciudad.

Si mal no recuerdo, en ese año nos presentamos más de mil estudiantes a educación infantil especial, para optar a una de las 40 plazas que había disponibles.

Y como no podía ser de otra manera, una de esas plazar fué para mi ¡yess!.

Así comenzó mi camino en esta profesión que tanto amor y satisfacción ha dado a mi vida.

¡Hola! soy Lore Elorza

Como te venía contando comencé a estudiar una licenciatura en educación especial en 1990, cuando recién había cumplido los 16 añitos.

Cuando estaba a punto de cumplir los 18 años, una de mis compañeras me preguntó si quería trabajar en una empresa de software como secretaria.

Mi contacto más directo con los ordenadores había sido a través de una máquina de escribir manual, marca Brother que me había regalado mi madrina, cuando tenía solo 5 años.

Para ese entonces era experta en “chuzografía”, esa magnífica técnica que consiste en utilizar solo uno o dos dedos de cada mano a la vez.

Logré superar las entrevistas y las pruebas y comencé a trabajar como secretaría, sin imaginarme que unos años más adelante la educación y la administración se unirían en un mismo camino.

Durante algo más de dos años me especialicé tanto en programas para usuario final, que fui contactada por un institudo de formación profesional para capacitar los docentes del centro en windows y software de oficina.

Durante más de 25 años alterné siempre la educación con la administración, profesionalizandome también en ésta última.

La vida te da sorpresas…

Pasé por empresa de todo tipo y ejecuté todos los puestos posibles del área administrativa, desde la recepción hasta la dirección.

En una de estas empresas, para la cual trabajaba como asistente de recursos humanos y que se dedicaba a contratar teletrabajadores encontré una gran oportunidad de dejar el mundo corporativo.

Con ayuda de algunos de mis antiguos jefes de institutos de educación y empresas de software creamos programas para capacitar en teletrabajo y servicio al cliente.

Pero luego de unos años, la vida me reencontró con un amor, un hombre al que había conocido por equivocación en una página de citas por internet.

¿Por equivocación? te estarás preguntando. Pues así como lo lees, ¡por equivocación!.

Debia preparar una clase de windows para un grupo de secretarias (la mayoría mayorcitas y sin pareja) y una de ellas me preguntó sobre estas páginas.

Preparándo mi clase, me di de alta en la primera página de este tipo, que encontré y el día de la clase, vi el perfil del que hoy es mi esposo.

Describía perfectamente a su mujer ideal, hasta aquí no hay nada raro. Lo raro es que el se presentaba como noruego.

Al final, para salir de la curiosidad le envié un mensaje preguntándole el porqué de su solicitud y cómo era que conocía tan bien la mujer latina.

Eso fué hace 17 años, seis de ellos como esposos, todo lo demás, es historia.

A veces debemos comenzar de cero

¡Y llegó el momento de la reinvención! En 2012, ese hombre al que había conocido por internet hacía 11 años atrás viajó a mi país a proponerme matrimonio.

Mis hijas (de mi primer matrimonio) eran adolescentes, yo estaba cerca de los 40, así que pensé que era el momento oportuno para darle un giro a mi vida.

En diciembre de 2012, empaqué maletas, archivé mis proyectos, mis estudios, mis emprendimientos y emigre a Noruega.

Los primeros 3 años fueron, tal vez, los más difíciles de mi vida, nuevo país, nuevo idoma, nuevo clima, nuevas costumbres, nueva vida y todo esto lejos de mis hijas.

Fuí a la escuela para aprender el idioma, pero no es un idoma que aprendes en un año y menos a mi edad, ¡no nos digamos mentiras!

Así que para encontrar nuevamente motivación, eché mano a mi amor por la educación, mis conocimientos en administración, herramientas y aplicaciones y decidí darle vida a la Academia de Formación en Asistencia Virtual.

Desde donde ayudo, especialmente a mujeres, a que se reinventen y encuentren una nueva forma de trabajar desde casa, para que puedan compartir más tiempo con su familia, dedicarse a cumplir sus sueños, o simplemente encontrar un plan B para mejorar su economía.

Permíteme acompañarte

Reinventarse y comenzar una nueva nueva es más sencillo en compañía. Yo he recorrido el camino y estoy deseosa de compartir contigo toda mi experiencia y conocimientos.

Estos son algunos lugares donde también puedes encontrarme.

Cursos gratuitos

No conoces nada sobre la asistencia virtual y quieres saber un poco más sobre esta profesión antes de invertir en tu futuro, estos cursos son para ti.

Cursos premium

Estás segura de querer invertir en tu futuro y has tomado la decisión de formate como profesional de la asistencia virtual, estos cursos son para ti.

¿Lista para conocer tu

ADN nómada?

Share This